Antonio de Veronica | Saray Cortés
41
page-template-default,page,page-id-41,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
title

Saray Cortés

 

Saray Cortés es bailaora de nacimiento. De la mano de su madre, la reconocida bailaora de flamenco “La Salinera”, comienza su actividad artística la temprana edad de 5 años. A los doce, debutará en el cuadro flamenco “Temperamento”, con el que recorre España. Simultáneamente a la edad de 15 años de edad,
recibe clases de baile flamenco y clásico con Susana Peña. Es una empresaria precoz. Con tan solo 16 años estrena su propio cuadro flamenco, que presenta en Tenerife durante 3 años.

Las buenas críticas recibidas la hacen recalar en Londres donde actúa en el Teatro Queen Elisabeth. De allí vuelve con un contrato de dos años como primera bailaora en la Sala Exit Palace de Tenerife. Es aquí donde conoce a Antonio de Verónica, su marido y compañero profesional, paralelamente continúa su formación académica en Sevilla, donde estudia con Manuel Betanzos y Soraya Clavijo, comenzando una
larga y prolífera carrera artística que se prolonga hasta la actualidad.

Su trabajo técnico y su creatividad corográfica arraiga en la tradición del arte flamenco, cabe destacar el dominio de la técnica desde sus más puras raíces, unido a una composición musical y de percusión de hondo calado flamenco y a la creatividad de sus coreografías y puestas en escena, confieren una originalidad y fuerza única a sus espectáculos.

Es co-fundadora, junto a Antonio de Verónica, de la compañía flamenca, que lleva su nombre, actualmente gira con sus espectáculos compaginándolo con la docencia en su academia y en talleres que imparten en las giras.

Gracias al esfuerzo y constancia de sus integrantes, ha pasado a consolidarse como la compañía de baile flamenco malagueña, más reconocida a nivel nacional y con una gran proyección internacional.